El verano es una actitud

El verano es una actitud, no solo un periodo del año. Y aunque nos encanta disfrutar cada momento que vivimos, siempre nos queda un pedacito de la época estival en el corazón.

Somos de los que no nos quitamos las chanclas aunque llueva, de los que comemos helado aunque el termómetro marque -10º y de los que aprovechamos cada rayito de sol como si fuera a extinguirse mañana. Porque el verano puede vivirse todos los días en Muelle Uno, con el buen rollo del mar y las reuniones de amigos en una terraza. Con los planes familiares de los que no queremos despegarnos ni locos, que aunque haya empezado el cole, la diversión y el tiempo juntos siempre deben continuar.

Y no hay lugar mejor para seguir disfrutando de esta sensación que junto al mar y con las vistas de Málaga de Muelle Uno. Porque para nosotros el verano es una actitud que dura todo el año.