Y mientras… tanto

Desde hace un año vivimos en un continuo compás de espera. Cuando esto acabe, cuando esto pase, cuando, cuando… siempre mirando al futuro. Dentro de dos días anuncian, la semana que viene se supone, mañana van a decir que…

 

Y lo cierto es que mientras tanto, 𝗹𝗮 𝘃𝗶𝗱𝗮 𝗽𝗮𝘀𝗮. Siguen naciendo niños, la gente se enamora, se desenamora y todos, absolutamente todos, hemos cumplido un año más (o un año menos, según se mire).

 

En este tiempo ha habido personas -pocas, la verdad- a la que le ha tocado la lotería y ha habido días -muchos, la verdad- en los que ha hecho un sol espectacular. Y mientras miramos al futuro nos estamos perdiendo el presente, nos estamos perdiendo 𝗧𝗔𝗡𝗧𝗢.

 

Apreciemos el buen tiempo, los paseos, el aire libre, los fines de semana, las puestas de sol… Somos una de esas TANTAS y TANTAS cosas buenas que nos pasan a los malagueños cada día… 𝗺𝗶𝗲𝗻𝘁𝗿𝗮𝘀 𝘁𝗮𝗻𝘁𝗼.